multitud de monedas antiguas saliendo de un vaso

DÓNDE VENDER MONEDAS ANTIGUAS ESPAÑOLAS

Algunas monedas tienen un valor especial porque pertenecen a una serie limitada o tienen una forma especial que celebra un evento o una fecha especial. Debido a su rareza, algunas de ellas se pueden vender a coleccionistas por miles de euros. Tal fue el caso, por ejemplo, de la moneda de 5 pesetas de Franco en la versión de prueba de 1949, que se vendió por 36.000 euros ; la moneda de 1 peseta acuñada en 1946, vendidas a 5.500 € cada una; y la de 1975 de 1 peseta -mostraba por primera vez al rey Juan Carlos I- vendida por 4.500 euros.

Sin embargo, el valor de estas monedas a menudo termina donde termina el valor del metal en el que estén acuñadas.

Estas monedas pertenecen, las que tienen un valor muy elevado, a ediciones muy limitadas (100 o 1.000 ejemplares), como los duros de Franco acuñada en 1952 o la de 100 pesetas de oro de 1870, de las que sólo se acuñaron 100. Desde hace mucho tiempo el mercado de las monedas antiguas en España mueve mucho dinero y mucha afición.

¿Qué tener en cuenta antes de vender mis monedas?

El grado de conservación de una moneda suele ser el aspecto más importante a la hora de determinar su valor. En algunos casos, una rareza o un error en el acuñado (por ejemplo) aumentan significativamente su precio. Vender sus piezas por peso (por sus materiales) siempre debe ser el último recurso. Busque primero toda la información al respecto y descubra su verdadero valor aproximado (Esto puede ser difícil si usted no es un experto) La tendencia de los precios de algunas monedas es al alza, por lo que puede ser una muy buena inversión si quiere volver a venderlas al cabo de unos años.

Vender monedas antiguas tiene muchas ventajas: son fáciles de almacenar y transportar, tienen muchos coleccionistas en todo el mundo y no tiene que llevar un registro oficial de sus transacciones.

Otra ventaja es que estas monedas pueden estar en cualquier lugar. Es posible que haya olvidado cambiar las pesetas por euros de curso legal en julio del año pasado (ya no se pueden cambiar las pesetas por euros en el Banco de España) y como no tienen valor de cambio puede encontrar muchas más preguntando a familiares o amigos.

Las monedas que ya no están en circulación se consideran un activo líquido porque se pueden convertir rápidamente en efectivo a través de las ventas y no pierden valor. Eso sí, debemos recordar que el que la pieza esté en buen estado es fundamental para que pueda venderla a un buen precio: si está demasiado dañada, no podrá venderla a su precio.

Para poder hacer este tipo de transacciones, tendrá que ir a una tienda de antigüedades o a una tienda numismática o a una joyería También hay tiendas en línea. ¿Está buscando un lugar para vender monedas antiguas en Madrid? En Coccochimet estaremos encantados de ayudarle, compramos monedas de todo tipo y también vendemos monedas de coleccionista y ediciones especiales. Monedas de plata y monedas de oro. Consúltenos sin compromiso. Somos expertos en monedad antiguas en España, pesetas antiguas españolas y extranjeras.

Intente averiguar:

En primer lugar, cuántas se acuñaron.

El lugar de la acuñación. Si bien algunas casas de moneda producen monedas para circulación general, otras solo producen monedas conmemorativas.

Si el diseño de pieza o de el metal con el que ha acuñado ha cambiado con el tiempo.

Si la moneda ha sido retirada de circulación. Si la moneda tiene algún error tipográfico. Por lo general, el inspector rechaza y destruye las piezas con defectos evidentes, pero otras piezas siguen en circulación. Estas monedas “fallidas” son apreciadas por algunos coleccionistas de monedas.

Consulte la demanda que pueda tener la moneda. La rareza de la pieza está relacionada con el interés de los coleccionistas por ella. La búsqueda de una misma moneda en particular también puede variar dependiendo de donde vive un coleccionista en particular en el mundo o de la popularidad de esa pieza en estos instantes.

Compruebe el estado de la pieza La condición de una moneda afecta su valor; cuanto mejor se conserve, más estará dispuesto a pagar el coleccionista por ella. La condición de la moneda se clasifica de dos maneras, ya sea por la escala de Sheldon o por adjetivos descriptivos estandarizados. La calidad de las de monedas en la escala de Sheldon varía de 1 a 70, siendo 1 la más baja y 70 la más alta. Aunque esta escala se usa en todo el mundo, algunos coleccionistas prefieren usar otras mediciones.

¿Cómo saber el precio de mis monedas?

Mire la fecha en la moneda. En general, cuanto más antigua es la moneda, mayor suele ser su valor. Hay muchas piezas que pueden no tener fecha. La datación de las monedas europeas no comenzó hasta principios del siglo XVII. De las monedas que muestran fechas, no todas siguen el calendario gregoriano. Países como Israel e India siguen un calendario diferente, y la mayor parte del mundo árabe usa el calendario islámico.

Averigüe qué país emitió la moneda. El país que emite la moneda puede afectar el valor de la moneda, según su importancia histórica o su capacidad para acuñarla. Muchos países muestran el nombre en el anverso (anverso) y el reverso (corona), aunque puede estar escrito en el idioma nativo de ese país, en latín o usando un alfabeto diferente.

¿Cuáles son las monedas españolas con más valor?

El coleccionismo de monedas se conocen como el pasatiempo de los reyes. La gente colecciona monedas por diversión, para beneficiarse rápidamente de una reventa rápida o para una inversión a largo plazo. Cualquiera sea la razón por la que colecciona monedas, saber cómo valorar el precio de una moneda antigua es una habilidad útil si planeas ganar dinero o simplemente quieres saber en cuanto está valorada tu colección. Estas son algunas de las monedas más buscadas por los coleccionistas de monedas:

50 pesetas desde 1984

No fue hasta 1990, cuando apareció el nuevo sistema monetario, que empezaron a circular las monedas de 50 pesetas, que hoy en día rondan los 60 o 70 euros.

100 pesetas desde 1983

Es una de las piezas más populares producidas en 1983. El valor de los famosos “20 duros” hoy puede alcanzar los 55 euros.

Peseta de 1987 E-87

En 1987, con motivo de la Tercera Exposición Nacional, se acuñó en subasta una moneda que hoy cuesta unos 45 euros y que lleva la inscripción E-87.

100 pesetas desde 1966

Estas monedas de plata se fabricaron en 1966, pero las monedas de 1969 son las más caras. Podrían costar 145 euros pero existe una variante que puede llegar a valer hasta los 400 euros.

1949 E-51 50 centavos

En 1965 se dejó de acuñar, pero en 1951 se hizo un pequeño número para una exposición de numismática a nivel nacional y se grabó en ella la palabra “E-51”. Es menos representativo que sus antecesores y en su centro también podemos ver un agujero. Actualmente está valorada en 500 euros.

2,5 pesetas desde 1953

Muy pocas se acuñaron y es difícil encontrar alguna, y aquellas con el número 68 en su estrella pueden alcanzar los 1.700 € en una subasta.

5 pesetas desde 1949

Una de las más buscadas por coleccionistas y amantes de las monedas porque el gobierno tuvo que retirarlo porque estaban acuñadas con níquel, un material muy valioso en 1951. Estas monedas de cinco pesetas se fabricaron entre 1949 y 1952 y esta es una moneda de 1951 que puede llegar a unos 12.000 euros y las de 1952 pueden llegar a los 20000 en subastas numismáticas, de objetos antiguos y de artículos de colección.

Si quieres vender tus monedas antiguas puede contactar con Coccochimet y le informaremos sin compromiso.